Homenaje a los padres

HABLA PAPA

RESUMEN-RAGS-NUEVO

Por: Carola Pozo Cortez

No hay un solo día que pase sin sentir el impacto que tuvo el padre de mis hijos en nuestras vidas.

El solía decirles: Existen tres tipos de personas en este mundo:

  1. Aquellos que hacen que las cosas sucedan
  2. Aquellos que ven las cosas cómo suceden y
  3. Aquellos que se sientan alrededor preguntándose ¿Qué sucede?

afirmando al final de dicha explicación  que dependía de ellos elegir, en cual de los tres tipos de personas querían  convertirse.

Los padres estamos llenos de viejos clichés que para un niño no tienen sentido alguno:

  • “Cuando seas grande, podrás decidir que es lo mejor para tí”
  • “Piensas que tu vida es dura ahora. Espera hasta que tengas que salir a ganarte la vida”
  • “No podemos tener siempre todo lo que quisiéramos en la vida”
  • “Si no es tuyo, no lo toques”
  • “Escúchame. Solo lo diré una sola vez”
  • “Soy tu padre/madre, por lo tanto, lo que digo se cumple”
  • “No interesa si ganas o pierdes. Lo importante es cómo lo haces”
  • “Aprende de tus errores”
  • “Toda acción tiene una reacción”
  • “En la vida ganas algo, pero también pierdes algo”
  • “Por qué soy siempre el último en enterarme”
  • “La vida es una oportunidad”
  • “Ten cuidado, porque cosecharas lo que tu siembres”
  • “Si juegas con fuego, te quemarás”
  • “¿Por que preguntas, si lo vas a hacer de cualquier modo?”
  • “La vida no es color de rosas”
  • “¿Quién te dio permiso para hacer eso?”
  • “Cuando pagues los gastos de la casa, podrás hacer las reglas”
  • “Respeta los deseos de los demás”, etc, etc, etc.

En una familia tradicional, siento que los padres eligen la parte más corta del palillo en el tiempo que pasan con sus hijos equiparando la mayor parte del tiempo que pasan en el trabajo para brindarles la educación y el confort que ellos merecen.

Y como todos sabemos, “existen muy pocas horas en un día”.  Los padres parecen compensar su ausencia brindando sino inundando de distracciones tecnológicas, hoy a la orden del día, en lugar de que cada minuto libre sea de enseñanza sobre las cosas buenas de la vida, con diálogo, mucho diálogo.

El padre de mis hijos fue, es y será la persona más grande y más maravillosa en nuestras vidas y aunque ellos no entendían todo lo que les decía cuando eran niños, se sentían dichosos, en ese entonces, de tener un pedacito de su tiempo, y esas acciones, mensajes, consejos y ejemplos de vida; comienzan a tener sentido con el pasar de los años.

Es las 17:00 hrs. y en nuestra casa, cada día, siento que mientras más cambian las cosas más permanecen igual por el legado que compartimos como familia y este sentir será perdurable en el tiempo y en el espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *